miércoles, 23 de mayo de 2012

Fui rosa embarazada


Un pensamiento me inunda, como vivo recuerdo.

Me remonto unos años en el tiempo, mismo lugar... me detengo en la memoria. Mi mente abierta para recuperar la sensación y atraparla unos instantes. Saboreando esa energía que brotaba dentro de mí y todo lo tornaba flores.

No sólo flores, contigo llegaron las rosas.

Mientras flotaste en mi vientre, hija mía, las rosas me llamaban. No había antojos, no hubo caprichos, tan sólo la imperiosa necesidad de inhalar el aroma de estas flores.

El jardín florecido en mayo aguardaba mis visitas constantes para sumergirme, sumergirnos, escondiendo mi nariz en sus pétalos para acariciarnos los sentidos.

Durante muchos meses me asaltaban las ganas de envolverme de nuevo en su aroma, casi con urgencia, mientras que el resto de olores me desconcertaban o abrumaban.

Y así fue como nos fuimos impregnando de ellas, inspirándonos en su belleza para conectarnos. En nuestros ratos de calma, tumbada en la cama mirando el cielo, sintiendo tu presencia dentro de mí, latiendo al tiempo, me sentía rosa yo también.

Rosa majestuosa, delicada, llena de esencia. De fuerte tallo y espinas. Rosa poderosa, rosa repleta. Abriéndome poco a poco con el paso de los días.

Y entendí el mensaje que desde ya me enviabas: Rosa madre, rosa amada.

Porque esa rosa fui yo a tus ojos y éste tu regalo para mí. ¿Cómo no amarte? ¿Cómo no comprender que tú, pequeña y dulce toda, también eras una hermosa flor?

Así supe que dentro de esa inmensa rosa, habitaba un diminuto jazmín. Flor perfecta, inocente,  pequeña, colmada de dulzura. Flor del alma. Blanca…. como tú…

Flotando ambas en nuestra esencia independiente. Aguardando el momento de la explosión para que nuestros aromas se confundieran hasta aturdir a todo aquel ajeno a la magia. Magia única de unión sensorial, magia del corazón y de vida. Abandonando al instante nuestra naturaleza floral, deshojándonos, para adoptar otra nueva, un nuevo lenguaje en continua transformación, siempre hilado a nuestra medida.

Ayer tarde, me asaltaron las rosas de nuevo en el jardín florecido, frente al jazmín que plantamos con tu llegada a casa. Y por unos instantes creí volver a sentir a aquella pequeña flor que fuiste en mi vientre. Pero la magia flotaba en mis recuerdos, puesto que no sentí el deseo irrefrenable de llegar hasta ellas.

Sonriente las admiré de tu mano, en la distancia.





27 comentarios:

  1. Qué bonito...Tienes una forma mágica de describir tus sensaciones. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu magia, Mo! Un abrazo!

      Eliminar
  2. Qué preciosidad, me has emocionado...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, unaterapeutatemprana! Bienvenida, un abrazo!

      Eliminar
  3. Preciosa reflexión, Coco, como siempre.
    Yo también planté un hermoso jazmin con el nacimiento de mi hijo. Ese jazmin se ha desbordado, se ha apropiado de un arbol cercano y trepa por él, le sirve de madre, le sustenta, le ayuda a crecer... Curiosa y cierta metáfora también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, Mamá de Parrulín, qué bonita vuestra experiencia también! Sin duda es una metáfora muy significativa, qué bonita vivencia! Gracias por esta conexión! Grandes besos

      Eliminar
  4. Los pelos de punta se m han puesto :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jenni, bienvenida! Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Qué delicadeza de pensamientos, por unos instantes me he sumergido con vosotras en ese jardín...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por acompañarnos, María M! Un beso gigante para ti y tu cariño!

      Eliminar
  6. Que nueva flor te deparará el futuro? Disfruta de tu jazmín, seguro que esta bellísimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, quién lo sabe Erase una vez? Sea como sea será bonito compartirlo contigo de nuevo! Millones de besos

      Eliminar
  7. Qué bonito lo cuentas, como siempre.
    Y qué detalle tan precioso plantar el jazmín, disfrutadlo mucho.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carol! Sí, lo tuve claro bien pronto. El jardín no es que sea muy grande pero lo hemos colocado en el otro extremo y ya está comenzando a florecer también. Me encanta mirar las flores!

      Gran abrazo, Carol!

      Eliminar
  8. Suspiro extasiada! Qué maravilla! Cuánta primavera, cuánta vida y cuánta magia!
    Un abrazo infinito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mamá corchea, a ti por tu magia siempre! Un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. Estoy taaaaaan enamorada de tu blog... Un abrazo, florecilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y por tu amor!! Millones de besos muy emocionados y agradecidos!

      Eliminar
  10. Me has dejado sin palabras..... me ha gustado no, me ha encantado!!

    Qué forma de transmitir sentimientos, ha sido un placer leerte. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reina Bruja, gracias por tu comentario y las cositas lindas que me dices! Bienvenida! Gran abrazo

      Eliminar
  11. Colo linda, me parece estar oliendo a flores ahora mismo. Que bellas tus palabras.. Besos gigantes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué linda eres tú... bienvenida a nuestro jardín! Besos, amiga!

      Eliminar
  12. Qué emocionante sentir ese florecer la vida en tu interior... Yo huelo esas rosas desde aquí, mientras cuido mi jardín... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mousikh, qué delicadeza tienes!! Miles de besos olorosos

      Eliminar
  13. Que belleza, Colo, que belleza! Como báslsamo me llegan tus dulces, tiernas y sensibles palabras en estos momentos, calmando el disgusto que mi sra. vecina chillona e irresponsable con la vida me ha hecho tener! ;( (puedes verlo en mi entrada de hoy).
    Gracias, amiga del alma, por recordarme y confirmarme que en medio de tantas espinas y locura, están las bellas rosas, los jazmines y todas las demás flores, como vosotras, regalando belleza y transmitiendo calma y ternura! Gracias y millones de besos, Rosa Preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lídia! Leí tu percance esta misma tarde... un abrazo grande! Vivan las flores, de todas las formas, aromas y colores!! Millones de besos muy vivos :)

      Eliminar

Gracias por tu comentario ♥